Investigadores del Tec de Monterrey desarrollan proyecto para evitar accidentes viales conociendo las formas de conducción

Fernando del Angel

Ciudad de México a 18 de agosto del 2020.  Investigadores y alumnos del Tec de Monterrey, Campus Ciudad de México trabajan en un proyecto de investigación de ingeniería que busca ser insertado como un componente más en los automóviles con el objetivo de estudiar el comportamiento del conductor en tiempo real para que a través de un sistema de frenado, pueda evitar percances viales.

Este desarrollo evalúa las actitudes de quien va al volante y se convierte en un auxiliar en el manejo del vehículo, pues no solo se centra en la utilización de sensores que de forma   automática dan respuesta a comportamientos estipulados, sino que le da la oportunidad al automovilista de moderar su forma de conducir para que no sea agresiva y conduzca de manera responsable.

Nuestra meta es ayudar a salvar la mayor cantidad vidas a través de nuestros conocimientos en ingeniería, sabemos que los accidentes viales son bastante recurrentes. Según el Instituto de Nacional de Estadística y Geografía, durante 2018 en la Ciudad de México, hubo 13,946 accidentes viales relacionados con el comportamiento de los conductoresy ahora, gracias a la investigación que hemos hecho, sabemos que muchos de ellos están basados en conductas que se pueden corregir y detectar oportunamente”, comentó el Dr. Pedro Ponce, líder del proyecto.

Si el sistema detecta que el conductor se comporta de manera agresiva al manejar, interferirá de manera recurrente para prevenir un accidente. La idea principal se centra en enviar distintos estímulos al conductor de acuerdo a su personalidad y forma de conducción. Esto se podría expender a plataforma de búsquedas de rutas por ejemplo Waze que de acuerdo a las características de conducción del conductor se fijen las rutas de trayectos propuestos con la finalidad de salvaguardar vidas, y no a todos se les proporcione las mismas rutas. Con la finalidad de promover una conducción segura con el número mínimo accidentes viales. Los colaboradores del proyecto son  Pedro Ponce, el Ing. Germán Baltazar, y los alumnos: José Alberto Galván Hernández y Uriel Sierra Cruz.

“Para la realización de este proyecto nos basamos en la Teoría de Detección de Señales, para evaluar si un conductor tiene una tendencia pasiva o agresiva al momento de manejar. La idea de este estudio es crear una encuesta que evalúe el conocimiento y las reacciones que un conductor ordinario tiene frente al volante, y compararlo con la respuesta ‘correcta’ que nos proporciona un experto, como puede ser un instructor de manejo”, comentó Baltazar.

Según el estudio sobre seguridad vial en las Américas, de la  Organización Panamericana de la Salud, nuestro país ocupa el séptimo lugar mundial en este tipo de siniestros2.

Actualmente el proyecto se encuentra en etapa de testeo en vehículos montables eléctricos para conocer la eficacia de este sistema a pequeña escala y con obstáculos de fácil manejo. Se espera que en 2021, se realicen pruebas en vehículos tipo sedán, en ambientes reales de conducción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: