¿sabes qué etiquetas deben llevar los autos?

Fernando del Angel

Por Isabel Castillo.

Cuando un vehículo sale a la venta, listo para que su nuevo conductor lo estrene y lo disfrute, debe contener diversas etiquetas que informen sobre su cuidado, seguridad, e instrucciones para su mantenimiento. Incluso deben ajustarse a estándares internacionales, como el número de identificación del vehículo VIN, que consta de 17 caracteres alfanuméricos aplicables a un auto, camioneta SUV o camión.

Es muy importante que los autos cuenten con etiquetado, ya que a los consumidores les permiten adoptar decisiones de compra mejor informadas, cuidar la economía familiar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (causantes del cambio climático)[1].

El etiquetado no solo ayuda a los consumidores a hacer una compra bien informada y a ahorrar dinero, sino que al gobierno le sirve para comunicar las normas, y a la industria le ayuda a difundir sus estándares, dando a conocer que se está cumpliendo con las normas.

Las etiquetas deben ser fabricadas y adheridas de tal forma que eviten las manipulaciones, imposibilitando su remocion, e incluso, soportar condiciones extremas de ambiente, como son las que se colocan en el área del motor. Por eso es que los armadores de vehículos deben buscar etiquetas de tecnología avanzada, como son las de marcación láser y que además integren películas adhesivas irremovibles.

Para este mercado, tesa cuenta con etiquetas láser que combinan un adhesivo de alto rendimiento junto con un soporte de datos que se destruye sí se intenta manipular. Además, cumplen las regulaciones NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), EEC (relativa al tipo de frenos), y GB (relacionados con control de emisiones), que son de carácter internacional, las cuales son las que se les exigen a los fabricantes de la industria automovilística nacional.

Desde luego, un vehículo automotor combina diferentes superficies que se integran en su ensamble. Por ello, las etiquetas láser deben ajustarse a las especificaciones de los fabricantes, tanto las visibles como las ocultas, y deben adherirse al metal o al plástico.

En concreto, las partes de un automóvil que por norma deben etiquetarse son la tapa del depósito del combustible, los postes o pilares de las puertas, las salpicaderas, el motor, los guardafangos, y los módulos que se ensamblan en las partes frontal y posterior de un vehículo. En el caso de tesa, su gama de productos incluye la única película tesa 6926 que marca los cristales mediante transferencia láser para grabar datos del vehículo, sin que se afecte al vidrio ya que no contiene sustancias corrosivas.

Ahora bien, independiemente del sitio en donde se colocan las etiquetas, vale la pena señalar que la información que deben contener corresponde a la presión de inflado de los neumáticos, datos relacionados con el combustible, instrucciones de servicio, acerca de las bolsas de aire, especificaciones del motor, del aire acondicionado y otras advertencias que contienen notificaciones sobre los riesgos del vehículo e instrucciones de servicio.

Para facilitar su identificación y colocación, tesa produce los juegos de etiquetas láser, que se colocan en un vehículo. En cualquier caso, combinan un adhesivo de alto rendimiento con un soporte de datos que se destruye al manipularlo y se aplican a cualquier tipo de vehículo.

Isabel Castillo es responsable del equipo de ventas OEM/OES en México. Se encarga del diseño e implementación de estrategias y planes de negocio, además de desarrollar una asociación comercial con los principales clientes e identificar nuevos negocios potenciales en el mercado. Es egresada de la carrera de Negocios Internacionales con maestría en Ciencias de la Comunicación, por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: