Acostumbras a conducir lento. Podrías ser un peligro para ti y los demás

Fernando del Angel

Por todos es bien sabido que gran parte de los accidentes automovilísticos ocurren a causa de que las personas iban conduciendo a alta velocidad, motivo por el que muchos usuarios optan por manejar de manera lenta, pero lo cierto es que esto tampoco es garantía de que estén exentos de que suceda algún percance.

El conducir a baja velocidad provoca que el tráfico vial se vea entorpecido, pero además hace que la mayoría de los conductores deseen rebasarte, por lo que realizan toda clase de maniobras que podrían acabar en un aparatoso accidente. Lo ideal es respetar el límite establecido en la zona, pues esto hará que el flujo vehicular sea constante. 

Además, también debes tomar en cuenta otros factores como lo son el clima y el estado de las avenidas. Por eso es importante que tu sistema de frenado se encuentre en óptimas condiciones, así que asegúrate que tus bujías o el líquido para frenos, artículos que encuentras en diversas presentaciones como la marca GONHER, estén en buen estado. 

De igual manera, manejar lento ocasiona que las personas se sientan confiadas de que nada malo les puede pasar y por consiguiente pierden la concentración fácilmente cuando lo correcto es que permanezcan siempre atentos, ya que no saben con qué sorpresas o inconvenientes se pueden topar durante su trayecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: